jueves, diciembre 27, 2007

REVIEW: SOY LEYENDA


Antes de nada quería aclarar un par de cosas: la primera que no me leído la novela homónima de Robert Mattheson en la que se basa la pinícula. ¿Por qué decir esto? Pues porque debería habérmela leído para hacer un comentario mucho más completo y comparativo, pero como al final no ha podido ser y no me ha dado tiempo, he decidido hablar de Soy Leyenda como película y nada más, por separado de la obra en la que se basó y de los films que la precedieron. Y la segunda que va a haber spoilers porque considero que el que haya podido verla ya lo ha hecho y luego porque creo que no puedo juzgarla debidamente si no comento ciertas cosas.
ACTUALIZADO con el comentario de Ceballos, que por cierto sí que se ha leído el libro, así que aquí tenéis otro punto de vista diferente del mío. Obligatorio leerlo, aunque cuidado con el que no quiera saber el final de la novela, que su review es más comparativo con el libro que otra cosa.

Cuidadín. Si no la habéis visto, no leáis mucho...


A día de hoy me parece mentira que haya gente que no sepa de qué va la historia, pero bueno... La forma rápida de que lo sepáis es ver el episodio de los Simpsons de la casa del terror que contiene la historia llamada Homega Man (en clara referencia a la adaptación protagonizada por Charlton "de mis dedos fríos y muertos" Heston), si ya lo habéis visto pasad al párrafo siguiente. Para los que estéis más perdidos ahí va: Robert Neville es un científico del ejército de los Estados Unidos que ha vivido la mayor catástrofe vírica que le haya pasado a la humanidad. De hecho, es el único que ha sobrevivido en el sentido más humano de la palabra, porque aparte de él y su perra Samantha (Sam pa los amigos), los únicos pobladores de la nueva Tierra son los animales salvajes y los monstruos mutantes en los que se ha convertido el resto de las pesonas. Estos monstruos no soportan la luz del día, por lo que esperan furtivmente a que caiga el sol para cepillarse a cualquier cosa viva que haya en la ciudad. Pero Neville sigue con la esperanza de encontrar una cura para el virus que lo comenzó todo, por lo que no cejará en su empeño hasta que lo consiga.


Tras la interesantísima adaptación del cómic Hellblazer llamada Constantine, Francis Lawrence parece dejar claro con Soy Leyenda que realmente es un director al que seguir la pista. Ya no sólo es la dramática actuación de Will Smith, que está solo prácticamete toda la película y del que ya sabemos más que de sobra que se ha convertido en un gran actor, sino que desde el mismo comienzo de la cinta, la intriga y la acción se mezclan a partes iguales atrapando al espectador como una constrictora a su presa. En primer lugar, podría parecer queuna película como esa no aporta nada tras nuevas incursiones en el género como 28 Días Después, pero locierto es que amas resultan bastane distintas una vez han pasado 15 minutos. La película comienza con un cortísimo prologo en el que Emma Thompson se jacta en la televisión de haber inventado la cura contra el cáncer. Acto seguido, y sin más explicaciones que sólo servirían para "hinchar la perra", nos metemos en vereda con el Principe de Belair montado con Sam en su espléndido Mustang rojo dispuestos a dar caza a un ciervo para la cena. La puesta en escena ayudada en buena parte por los efectos especiales, el montaje y la mezcla de sonido (en el que apenas hay diálogo ni música que yo recuerde) hacen que no pestañeemos mientras dura la secuencia.


Lo bueno de Soy Leyenda es que es prácticamente toda la película así, escenas hipnótcas mezcladas de vez en cuando con un flashback que va progresando en lo que ocurrió en la vida de Neville hasta el momento de la catástrofe, más la magnífica interpretación de Smith, sumado a la escasa pero bellísima banda sonora que corre a cargo de Newton Howard. La película no es muy larga, pero la intensidad se mantiene. Y cuando digo intenso no me refiero a escenas increibles de acción (que alguna hay), sino a la carga dramática que todas tienen o a la fuerza de sus imágenes. De todas las películas que he visto en los últimos años (que han sido unas cuantas), no recuerdo una muerte de un personaje que me dejara más hecho polvo que la escena en la que Sam muere. Un par de escenas en las que la gente no dejó de agarrar con fuerza su reposabrazos. Parece que el guionista y productor Akiva Goldsman ha aprendido mucho desde Batman y Robin, y Yo Robot y Soy Leyenda lo confirman. La escena del maniquí que no está en su sitio es otro de los muchos ejemplos que dejan embobados al espectador y respirando flojito para no perderse un segundo.


El desarrollo desde luego no se le hará pesado a nadie, pero ¿y qué pasa con el tercer acto? Bueno, pues aquí parece ser que es cuando se separa de las otras versiones, o al menos eso es lo que he oido. Lo que nos cuenta la película es que Neville, tras intentar suicidarse a lo kamikaze por perder a Sam, es salvado en el último momento por unas personasque en primer lugar parecen su esposa su hija ya muertas, pero que resultan ser una chica y un niño desconocidos. Estos (cristianos creyentes, por cierto) le aseguran a Neville que hay una colonia de supervivientes y que deben ir allí, pero el personaje de Will Smith se niega ya que necesita encontrar la cura en Manhattan, la zona cero, sobretodo que ahora está cerca de conseguirlo. Pero esa misma noche, los mutantes vampiros atacan la casa de Neville, poniendo de manifiesto que las criaturas realmente tienen un líder inteligente que se separa algo de los demás, más instintivos y básicos. Ante las pocas probabilidades de escapar, se refugian en el laboratorio que tiene el protagoista en el sótano, descubriendo que la cura al virus en la que estaba trabajando está haciendo efecto en uno de sus especímenes. Pero los vampiros consiguen entrar, de manera que Neville, tras una revelación en plan Señales, da su vida para salvar a los chicos que llevan la cura a la colonia.


A moi, como final me parece más que correcto, dando a entender al espectador el significado del título. Se podría decir, de todas formas, que la forma hace que el contenido (sin ser malo) llegue a ser lo que le añade ese "algo" especial a la película. Quizás hay unos cuantos huecos que podrían requerir un pelín más de desarrollo para entender mejor ciertas causas, como el hecho de que haya algunos monstruos que aún guardan algo de raciocínio, aunque lo cierto es que tampco añadiría demasido al sentido de la historia. Supongo que Goldsman y Lawrence nos quieren decir que realmente esas criaturas no son muy diferentes de nosotros al fin y al cabo. Sin ser tan metafórica o llena de moral como la propuesta de Danny Boyle con 28 Días, Soy Leyenda es una de esas historias que de alguna forma se te meten dentro y te turban de alguna manera, aunque la mayoría de las veces sea más por la intensidad de las escenas que por los mensajes en el guión, auque no deja de ser algo arecido a aquellos capítulos de Twilight Zone con sus reflexiones, más que la última superproducción de serie B. Reflexiones que son las que hacen que una película como ésta se separe del simple entretenimiento al que estamos acostumbrados, y eso me place.
Y ahí va el comentario de Ceballos:
Soy un cuento

Me da igual lo que digáis de leer una novela y ver después su adaptación, a mí no me ha encantado.

Aplaudo los cambios hechos en la historia de cara a crear un ritmo cinematográfico, como lo del perro (en la novela no dura una semana, después de que intenta capturarlo durante un mes), que permite que no sea una película muda. También me encanta la elección del actor, y el recurso de los maniquís, aunque perder el personaje de Ruth quita profundidad al personaje, y también a Ben Cortman, una especie de Ned Flanders convertido en come-cerebros.

Pero no me gusta el final. Es demasiado rápido y simplista, y además abandona el mensaje real del título. El sentido de la expresión, que se conserva en la versión de Heston, aunque esta se titule Omega Man, proviene del replanteamiento del antropocentrismo que ocurre en el mundo al quedar todo el mundo infectado: el monstruo real es aquel que nos persigue de día y nos mata en nuestras camas sin que podamos defendernos. Aquí, un colectivo de "infectados" organizado captura y ajusticia públicamente a Neville, que pasa a ser un mito para la nueva "humanidad".

Entiendo y aprecio los cambios, y de hecho a veces prefiero la versión cinematográfica, como en Blade Runner. Pero me fastidia que obvien el mensaje en general, y que en esta película hagan quedar a Smith como un tonto que lucha solo porque no ha sido capaz de encontrar a nadie.

2 comentarios:

silentlau dijo...

Peliculón!!! Me alegra que te gustase. A propósito, no puedo estar más de acuerdo contigo con lo de Sam :_)
Hasta el año que viene!

Toujimon dijo...

¡¡Por fin puedo escribir comentarios!!

A mi me encanto la pelicula. Desgraciadamente tengo que añadir que tampoco me he leido ningun material en el que esta basada (tengo entendido que es un libro y un comic). De todas formas, tan solo puedo decir que esta muy pero que muy bien ella solita.

Yep, me vereis mas por aqui a partir de ahora! (espero)