lunes, octubre 20, 2008

REVIEW: LA CONSPIRACIÓN DEL PÁNICO (EAGLE EYE)





¿Qué harías si un desconocido te llamara al teléfono para decirte que morirás si no cumples sus órdenes? Claro, en un principio nadie creería este tipo de amenazas, pero cuando se vuelven reales, a nadie le gustaría llevarle la contraria a la misteriosa voz que te atosiga con llamadas. Sobretodo si la voz corresponde a una mujer…

Sólo hay una manera en la que Shia LaBeouf se pueda librar de ésta, y es llegando al fondo del asunto…


La Conspiración del Pánico (o Eagle Eye para acortar) es un thriller cuya historia salió de la cabeza del Rey Midas Steven Spielberg, como un homenaje a ciertas películas de sus adorados Hitchcock y Kubrick. En principio iba a ser él mismo quién se sentara en la silla del director, pero su ajetreada agenda no se lo permitía, por lo que llamó a un realizador que ya había dado buenas muestras de dirección con la entretenida Disturbia, D.J. Caruso. Además contaba con la ventaja de haber trabajado también en esa cinta con LaBeouf como protagonista.

¿Pero de qué va realmente esta película? Lo cierto es que los trailers no han mostrado mucho del argumento aparte del tema de las “amenazas telefónicas”, pero creedme, es mejor así. De hecho, si no habéis visto aún la película y os importa verla “virgen”, lo mejor que podéis hacer es dejar de leer a partir de este punto e ir al cine. Cualquier cosa que os cuenten sobre la Conspiración del Pánico podría hacer que no disfrutarais la película como se merece, ya que la trama tiene realmente sentido una vez visto un detalle del tercer acto.


Así que ya sabéis, si queréis verla, no sigáis leyendo. Si tenéis alguna duda de si vale la pena o no echadle un vistacillo al Pulpímetro al final del review, pero no miréis nada más.




Una de las cosas que más se han criticado de esta película es la inverosimilitud de la historia y de detalles que simplemente no son realistas. No creo que la intención de Spielberg, de Caruso o de John Glenn y Travis Wright (los guionistas) fuera esa. De hecho, el corazón de la trama bombea cada vez más ciencia-ficción a medida que se incrementa la adrenalina en la película. Y cuando digo ciencia-ficción me refiero a la de toda la vida, a la de Isaac Asimov o a la de Phillip K. Dick; a la que al fin y al cabo habla de cosas muy humanas y muy reales aunque su puesta en escena no lo sea en absoluto.


El elemento más reconocible de este género esta en el descubrimiento (y aquí viene el gran spoiler) de que la reservada mujer que obliga a los protagonistas a llevar a cabo ciertas acciones es un avanzadísimo computador de Inteligencia Artificial. De hecho, hereda multitud de elementos de HAL 9000 como su inquietante ojo rojo o hasta el hecho de que en una escena casi puede leer los labios de los humanos cuando no los oye. Se nota la gran influencia de Kubrick aquí. También hay segmentos que recuerdan a la más reciente Yo, Robot basada en los textos de Asimov, en particular la parte en la que este ordenador “controlalotodo” suelta el discursito en la que hecha la culpa a los humanos de que tenga que hacer cierta acciones que en realidad sirven para ayudarnos. Luego hay pizquitas de 1984 de Orwell y demás historias clásicas. Y es que al final, el tema principal no es otro que cómo el exceso de seguridad rompe con nuestro derecho a la libertad. Hay muchas películas que han abordado este tema, de hecho el propio Spielberg con Minority Report, y aunque no trae nada realmente nuevo a la palestra, el momento actual es más que propicio para este tipo de historias sociales.


Pero la sci-fi no es el elemento más característico de la película, si bien sí que lo es en la parte literaria. Lo que más abunda en La Conspiración del Pánico es sin duda la acción, seguida de cerca por la intriga. La película no da un solo respiro a la hora de meter a nuestros personajes protagonistas en el embrollo más peligroso posible. Y creedme cuando os digo que no han reparado en gastos a la hora de meterlos en problemas… La escena final con el caza bombardero sin tripulante deja en paños menores a un momento muy parecido de La Jungla 4.0. Y no faltan escenas de persecución que quitan el hipo. Aunque lo mejor de aquí es que los personajes, tanto el interpretado por LaBeouf como el de Michelle Monaghan, son un par de don nadies y no una estrella del cine de acción. Por ese lado, puede que la historia sea menos verosímil, pero desde luego hace que le cojamos cariño a los implicados además de preocuparnos por ellos.


De hecho, hay que destacar el buen hacer del joven protagonista, que ha probado en los últimos dos años (tras Una Historia de Queens, Transformers, Disturbia e Indiana Jones IV) que es un actor muy a tomar en cuenta. LaBeouf sabe transmitir como nadie sólo con sus ojos un conjunto de sentimientos que calan profundamente en el espectador; y lo que es mejor, en esta película no hace del mismo personaje cachondo que prima en la mayoría de sus películas. Al revés, es capaz de insuflar algo de drama en el personaje, y eso se agradece ya que dentro del género en el que estamos hablando, hace más creíble la película. En el caso de Monaghan, sólo puedo decir que hace un trabajo decente. No es que sea una actriz increíble, pero a los cinco minutos de aparecer en pantalla, ya no era capaz de pensar en términos de interpretación y me creía completamente su personaje. El hecho de que el film fluya tan rápidamente ayuda a este hecho.

La Conspiración del Pánico es, al fin y al cabo, una película muy entretenida que bien podría haber encajado en la época estival, ya que es acción desenfrenada sin muchas pretensiones. Su historia no es la más original del mundo con sus paranoias de terrorismo y complots de seguridad nacional mezclados con la hi-tech descontrolada, pero una vez se entra en el juego sus escenas no te dejan respirar y se pasa un rato muy entretenido.




4 comentarios:

Ceballos dijo...

Tiene incluso mas parecidos a La Jungla 4.0 por su fotografia, y por la batalla del hombre contra la maquina, por lo que el publico habria agradecido esta pelicula cuando la de Bruce Willis estuviera menos reciente. Tambien es cierto que un protagonista masculino algo mayor ayudaria al realismo, porque la quimica seria mas factible, y porque su gemelo podria tener edad para estar al cargo de un proyecto gubernamental tan complejo como ese. Habria agradecido mas drama en el personaje de Billy Bob Thornton.

Riptor dijo...

Bueno, tampoco es tan parecida la foto, ya que en la Jungla se me hace más colorista, como más de cómic, y tampoco es que ambas hablen de lo mismo en cuanto Vs. máquina, ya que en la de Willis el malo no deja de ser un Hacker. Aún así es cierto que lo de la Hi-tech-fobia si podría ser un elemento en común, si es que vas por ahí.

Es cierto que lo de la edad se me hace extraño a la hora de explicar la química de los personajes, pero también es cierto que (spoilers) al final no dice que la pareja sean mucho más que amigos, ya que no hay "besito" ni nada (fin de spoilers), así que se agradece.

Y más Billy Bob hubiera sido genial, sí.

Ceballos dijo...

Por cierto, nadie ha notado que el poster espagnol tiene la receta Schwarzenegger para que la pelicula triunfe: Cara de circunstancias, explosion, y transporte aereo. Exito asegurado. (Ver El sexto dia, Collateral Damage y El fin de los dias)

Riptor dijo...

Oye, que si quieres hacer un artículo de eso sólo tienes que decirlo...

O escribirlo. Jeje.