jueves, octubre 02, 2008

MUÑECOS: FIGURAS DE PAPEL




¿Qué es más simpático que un muñeco basado en uno de nuestros personajes favoritos? ¡Una figura de papel, por supuesto!


Haciéndonos eco de una de las modas que pululan por internet, os hemos hecho una pequeña selección en la que caben todo tipos de personajes famosos.


Echa un vistazo dentro para ver una muestra de las webs que se dedican a este arte.


Desde luego, la imaginación (y el aburrimiento) de la gente no tiene límites. Seguramente hubo quién pensó "¿Para que me voy a gastar un pastón en juguetes, si yo mismo puedo construir mi propio merchandising?". y desde entonces la idea parece que ha calado en todo tipo de aficionados al bricolaje papelero.


Y como muestra, un botón, porque navegando y navegando, uno se encuentra con páginas de lo más pintoresco y una que me ha llamado poderosamente la atención es Cubeecraft. La web en cuestión es tan sencilla como los modelos de personaje que propone, con un patrón generalizado para cada uno de los muñecos. Pero es que hay más de 100 bichejos, a cada cual más mono. Entre ellos podemos encontrar al Dr. Zoidberg (en la portada), al Jefe Maestro, a Darth Vader, a Kratos,... Para hacerlos nosotros mismos, sólo tenemos que pinchar en el personaje que más nos guste e imprimirlo para posteriormente cortarlo y montarlo. ¡Et Voila! Ya tenemos un gracioso compañero de habitación o un original regalo.





Otras páginas donde pululan este tipo de seres cuadrados son Paper Foldables, Custom Paper Toys y Macula.Tv, cuyos muñequitos son bastante parecidos en estilo a los anteriores, sólo que esta vez no están basados en personajes famosos. Aún así, resultan adorables.




También los hay más artísticos, aún sin perder la simplicidad que los hace especiales, como en Harlan Core y Marshall Alexander, que le dan un punto pop más a las figuras que ya hemos comentado antes. Desde luego, llaman bastante la atención.




Pero hay niveles y niveles. Mientras que los modelos facilitados por Cubeecraft son facilitos de montar hasta para un chaval de siete años, los cascos de Stormtrooper que se ha currado este autor japonés son arena de otro costal. Allá cada uno con lo que hace en su tiempo libre, pero no creo que estos cascos te sirvan para protegerte de muchos rayos láser.





Lo malo de todo esto es que es bastante adictivo, y en el momento en el que haces uno, vas a tener ganas de más; aunque si lo único malo es el minúsculo gasto que vas a tener en cartulina, quién puede resistirse...